Terapias

Las terapias no farmacológicas mejoran la calidad de vida de los enfermos de Alzheimer

El alzhéimer es una enfermedad neurodegenerativa que, a día de hoy, no tiene cura. Sin embargo, además del tratamiento convencional, existen terapias no farmacológicas que pueden llegar a ralentizar el proceso de la enfermedad durante un tiempo y que, además, mejoran la calidad de vida del enfermo, le hacen sentirse parte de la sociedad y aumentan su autoestima y felicidad.

Y esta es, precisamente, la filosofía de AFAV. Los enfermos de Alzheimer que van diariamente a sus centros de día realizan diferentes terapias con objetivos como mejorar la comunicación, estimular los sentidos, recobrar algo de memoria, evitar el deterioro físico o recuperar su identidad, entre otros. Pero lo más importante es que los usuarios acuden al centro contentos, socializan, se sienten útiles y felices, y sus familias comprueban que confiar en profesionales para el cuidado de sus enfermos, les aporta a todos un gran beneficio.

En los centros de día de AFAV se llevan a cabo las siguientes terapias no farmacológicas:

La Federación Mundial de Musicoterapia la define como “la utilización de la música y/o de sus elementos (sonido, ritmo, melodía, armonía) por un musicoterapeuta cualificado, con un paciente o grupo, en un proceso destinado a facilitar y promover la comunicación, aprendizaje, movilización, expresión, organización u otros objetivos relevantes, a fin de asistir a las necesidades físicas, psíquicas, sociales, cognitivas y/o espirituales. La musicoterapia busca descubrir potenciales y/o restituir funciones del individuo para que la persona alcance una mejor organización intra e interpersonal y, consecuentemente, una mejor calidad de vida”.

En AFAV contamos con una musicoterapeuta que utiliza la música al servicio de los/as usuarios/as con el objetivo principal de mantener su  calidad de vida y ayudarles a mantener el mayor tiempo posible las potencialidades que tienen.

La musicoterapeuta ofrece varias sesiones semanales de esta terapia a los distintos grupos de usuarios de AFAV de los dos centros de día de la asociación.

Dependiendo del nivel cognitivo de cada grupo, se llevan a cabo diferentes recursos musicales, siempre con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas con alzhéimer.

La musicoterapia es una de las terapias más importantes de las que se ofrece a los usuarios en AFAV que incluso llevó a la creación, en el año 2010, del coro formado por enfermos de alzhéimer Las Veus de la Memòria para demostrar de una manera visible lo que ocurre cuando la música se utiliza con personas con alzhéimer.

Conoce la historia del coro y sigue aquí las noticias relacionadas con Les Veus de la Memòria.

La Casita del Ayer es una terapia que se utiliza para trabajar la reminiscencia y la memoria episódica y autobiográfica en las personas con alzhéimer.

En AFAV, llevamos a cabo esta terapia en sesiones semanales, dirigidas por una psicóloga, en grupos reducidos de seis personas.

Para ello, AFAV cuenta en su Centro de Día Benicalap con una casita de madera decorada al estilo de los años 60 y 70, con el objetivo de que las personas con alzhéimer evoquen recuerdos positivos en las diferentes etapas de su vida como la infancia o la juventud.

Además de la decoración de la casa, la terapeuta recurre a la utilización de fotografías, música, objetos antiguos, carteles publicitarios y otros objetos para estimular la evocación de recuerdos. También se visualizan anuncios, series y programas de televisión de la época como Un, Dos, Tres; Crónicas de un Pueblo; Estudio Abierto; La Casa de la Pradera…

Aunque el objetivo de esta terapia es trabajar la reminiscencia, los usuarios también disfrutan mucho recordando su vida y contando anécdotas al resto de compañeros.

Se trata de una terapia que se lleva a cabo en una sala llamada Snoezelen, equipada con diferentes estímulos como una cama de agua, luces, sonidos y olores con los que se lleva a cabo una intervención global, destinada a proporcionar a las personas estímulos sensoriales que les faciliten una sensación de bienestar a partir de estimulación o relajación, según los objetivos.

En AFAV a través de esta sala, se estimula la memoria a largo plazo, la orientación temporal y personal, así como la imaginación de las personas con alzhéimer. Estas sesiones siempre se realizan a nivel individual, con una duración aproximada de entre 15 y 20 minutos, según la receptividad del usuario en el momento de la sesión.

Esta terapia está dirigida a enfermos en fases iniciales y moderadas, previa revisión de la historia personal de cada uno de ellos, para conocer sus gustos, aficiones, familia, profesión…

Antes de comenzar con la terapia, se realiza una sesión exploratoria para que el usuario conozca la sala y los diferentes estímulos presentes (luces, columnas de agua, proyector, sillón de relax…).

En una segunda visita, ya se realiza una sesión guiada acerca de algún tema que interese al usuario, como puede ser su familia, las fiestas de su localidad natal, la profesión que ha ejercido… para tratar de recuperar la memoria de esos acontecimientos.

Se denominan terapias artísticas a las intervenciones terapéuticas que utilizan alguna de las diferentes disciplinas artísticas. En concreto, la arteterapia consiste en la utilización de las artes plásticas como vía terapéutica.

arteterapia

En AFAV, a través de la arteterapia, las personas con alzhéimer y otras demencias realizan diferentes talleres en los que están incluidas algunas disciplinas artísticas, como la poesía. Se utiliza la creación artística como una herramienta para facilitar la forma de comunicación, ayudando a expresar y comunicar sentimientos, facilitando la reflexión y la expresión.

Estas actividades también contribuyen a enriquecer la capacidad de iniciativa, imaginación y participación del/la paciente.

Se despiertan sentimientos todavía vivos como sentirse válido y capaz. Es un canal que permite al paciente evocar recuerdos de imágenes, olores, sensaciones y emociones. Al despertar la sensibilidad artística, facilitamos la expresión de sentimientos difíciles de verbalizar en algunas ocasiones.

Se práctica en sesiones con pequeños grupos, adaptadas al nivel cognitivo de los usuarios, en los centros de día de AFAV, por diferentes artistas y disciplinas aunque también se llevan a cabo actividades con algunas entidades colaboradoras como museos o fundaciones artísticas.
La participación en actividades artísticas de forma grupal también fomenta la interacción social, permite que sentimientos de autoestima, utilidad y autonomía afloren y que la persona enferma descubra ciertos potenciales hasta el momento ignorados.

En definitiva, es un medio para recuperar o mejorar la salud mental y el bienestar emocional y social de la persona.

La horticultura terapéutica (hortoterapia) es una disciplina en la que se utilizan técnicas de la jardinería y el cultivo para desarrollar o recuperar la autonomía personal y mejorar la interacción social y el funcionamiento físico y cognitivo, en un entorno al aire libre, para lograr un bienestar físico y mental. Con esta terapia se anima a las personas a utilizar sus sentidos mientras se trabaja.

Desde el área de Animación Sociocultural de AFAV se trabaja con nuestros usuarios con el fin de mantener sus actividades sociales. La participación de nuestros enfermos en actividades contribuye al envejecimiento activo y a fomentar su autoestima.

La hortoterapia pretende mejorar la calidad de vida a través de favorecer los recuerdos y vivencias del pasado, conectándolos con el presente al estar en contacto con la naturaleza. Estimula los sentidos, potencia la independencia, ayuda a reducir la ansiedad, origina sentimiento de responsabilidad y pertenencia y nos hace sentir bien. También disminuye el nivel del estrés y síntomas depresivos, aumentando el bienestar; estimula la memoria, mejora la concentración y aumenta de la capacidad de atención, incrementa la motricidad fina y gruesa, y estimula todos los sentidos.

horticultura

El Centro de Benicalap dispone de un espacio al aire libre, con zona ajardinada y de paseo y unos bancos para el descanso.

En este lugar se dispone de maceteros con diferentes plantas como aloe vera, malvarrosas, margaritas o jazmín y mesas para el cultivo de hortalizas, donde nuestros pacientes efectúan distintas tareas como riego, siembra, quitar las malas hierbas, podar, cosechar…

Estas actividades se realizan en grupos reducidos.

Es una terapia no farmacológica que tiene el objetivo de mejorar las manifestaciones clínicas en deterioros cognitivos.

En AFAV utilizamos el método de Pixels XL. Se trata de un juego compuesto por una pizarra magnética en la que los usuarios deben copiar una figura/dibujo que previamente se les ha mostrado, utilizando piezas magnéticas de diferentes formas y colores.

Los dibujos van variando de dificultad en función de la fase de la enfermedad en que se encuentre el usuario.

El objetivo es mejorar y mantener diferentes áreas cognitivas como son la capacidad de atención, orientación espacial, praxias, gnosias y planificación, entrenando la memoria cognitiva en las personas con alzhéimer.

pixel

Kinect

Esta terapia consiste en la realización de diferentes ejercicios físicos utilizando el sensor Kinect. Se trata de un sistema es que no necesita ningún mando ni aprendizaje previo, lo que facilita mucho su uso por parte de nuestros usuarios.

La cámara capta todos los movimientos de la persona (cabeza, tronco, brazos y piernas) y es capaz de reproducirlos de forma virtual en la pantalla para realizar los diferentes ejercicios. Con esta terapia se pretende realizar una rehabilitación individual de nuestros pacientes.
 
El objetivo al realizar los diferentes juegos, ejercicios y retos físicos es mejorar la movilidad articular, la fuerza muscular, el equilibrio, la coordinación y la resistencia de las personas con alzhéimer.

terapia animalesSon intervenciones con una meta orientada, planeada, estructurada, dirigida y realizada por profesionales de la salud y educación, que tienen como elemento motivador a los animales. Deben tener objetivos concretos y deben ser evaluadas como cualquier otro tipo de terapia. Normalmente, son programas de largo recorrido y siempre se centra en la mejora física, cognitiva, emocional y/o relacional del usuario.

En AFAV llevamos a cabo este tipo de intervención junto con la Fundación ACAVALL.

La Fundación ACAVALL es la única fundación dedicada al desarrollo de programas de Terapia, Educación y Ocio asistido con animales de la Comunidad Valenciana. También es la única entidad de la Comunidad que realiza varias modalidades de terapia asistida con animales: perros, caballos y pequeños animales.

La Fundación ACAVALL tiene como objetivo promover la calidad de vida, el desarrollo personal y la inclusión social de personas con diversidad funcional o con riesgo de tenerla, de colectivos en riesgo o situación de exclusión social y de otros colectivos vulnerables, a través de la Intervención Asistida con Animales.

La terapia asistida con robots se define como una terapia no farmacológica que consiste en el uso de robots que simulan animales, dotados de inteligencia artificial y múltiples sensores que les permite comportarse e interactuar con los usuarios como si de un animal real se tratara.

El japonés Takanori Shibata es el creador del robot-foca Paro, que tiene como objetivo acompañar a personas con autismo, mayores, personas dependientes o con necesidades especiales. A simple vista puede parecer un peluche, pero está dotado con una tecnología que le permite interactuar con cualquier ser humano, mostrando sus sentimientos y emitiendo sonidos.

En AFAV disponemos de una foca Nuka, el nombre español que se le ha dado a la foca Paro.

Nuka sigue con la mirada a quien le habla por medio del sistema de inteligencia artificial que lleva incorporado, detecta el tacto de quien le acaricia gracias a los sensores en sus bigotes y barriga e interpreta si le están tratando con cariño.

terapia robots

gafas virtual

La realidad virtual resulta una herramienta muy útil para las personas con alzhéimer en fases iniciales de la enfermedad. El objetivo de esta nueva terapia es potenciar la concentración del usuario, fomentar su autoestima, su estado anímico…

El usuario se encuentra inmerso en un escenario de apariencia real por el que el terapeuta le guía a través de preguntas, haciendo que el usuario explique dónde se encuentra, qué es lo que está viendo y qué recuerdos le trae o las sensaciones que está experimentando.

Actualmente, estamos trabajando con vídeos de playas y diferentes paisajes de la naturaleza.

La acogida por parte de los usuarios ha sido muy buena, pues añadido a las gafas, también jugamos con los olores y el tacto, haciendo más real la experiencia.

En AFAV estamos llevando a cabo unas nuevas terapias a través de las plataformas de neurorrehabilitación virtual NeuronUp y Rehametrics, que ofrecen una gran variedad de ejercicios para estimular las diversas áreas del cerebro como gnosias, praxias, lenguaje, orientación espacio-temporal, habilidades sociales…

El uso de estas herramientas es pautado por el psicólogo, que diseña un plan de tratamiento personalizado con unos objetivos específicos, según la necesidad de cada usuario.

Cada usuario dispone de una tableta de manejo táctil para realizar los ejercicios en los que se van trabajando las diferentes áreas del cerebro, en sesiones de unos 30 minutos.

Los resultados quedan grabados automáticamente y se va aumentando o disminuyendo la dificultad de las sesiones en base al resultado de cada usuario.

NEURONUP

La Dollterapia o terapia con muñecas es una terapia no farmacológica que utilizando una muñeca como elemento motivador, tiene el objetivo de ayudar a controlar los trastornos emocionales y de conducta de personas con demencia.

Los beneficios que aporta a los usuarios son numerosos como un efecto relajante con disminución de la ansiedad y el estrés, la mejora del estado anímico, la comunicación e interacción con otras personas, la disminución de comportamientos negativos o el aumento de la actividad. También mejora el sentimiento de apego y los impulsos innatos, aviva los recuerdos y respeta la autonomía de las personas.

Todo ello se consigue mediante la interactuación del usuario con la muñeca. Su fisonomía, el tacto suave que asemeja la piel de un bebé, el delicado diseño de su ropita, expresiones dulces y entrañables y todos los detalles de su cuidada fabricación artesanal, hacen a estas muñecas especialmente indicadas para este tipo de terapias.

DOLLTERAPIA

Tener en los brazos una muñeca bebé genera en los pacientes un gran beneficio emocional, ya que vuelcan todo su cariño en las muñecas, además de los muchos beneficios funcionales que les proporciona al llevar a cabo actividades como el vestirlos o desvestirlos. Las muñecas cumplen con el objetivo de calmar y modificar el estado emocional.

juegos serios

En AFAV de utilizan los juegos serios para provocar una estimulación cognitiva en las personas con alzhéimer desde las diferentes áreas cerebrales: la memoria, orientación, atención, percepción, gnosia, lenguaje, cálculo y las funciones ejecutivas.

Una vez por semana, se forman grupos reducidos que juegan a diferentes juegos como el katamino, puzles, copiar figuras idénticas a un modelo…

AFAV lideró el proyecto AD-GAMING con el objetivo de promover la igualdad y la inclusión de las personas con la enfermedad de Alzheimer, lo que les permitirá desempeñar un papel activo en sus comunidades a través del juego con sus familias y compañeros.

A través de esta plataforma también se desarrollan las habilidades, las competencias y la confianza de las personas en el uso de las TIC les aliente a comprometerse con otras formas de tecnología para apoyar su bienestar, como las tecnologías de asistencia basadas en las TIC.

En la plataforma AD-GAMING puedes encontrar materiales formativos para mejorar la calidad de vida de las personas con alzhéimer a través de los juegos.

MUSICA PARA DESPERTAR

Se trata de un proyecto en el que se mejora la calidad de vida de las personas con alzhéimer y otras demencias mediante la escucha de la música de su vida a través de unos auriculares.

En AFAV, llevamos a cabo esta terapia con nuestros usuarios, de manera personalizada con su música favorita, previamente proporcionada por la familia.

Este tipo de terapia se lleva a cabo en sesiones de unos 20 minutos, y con ella se consiguen diversos objetivos como aumentar la concentración o la atención del usuario.