DEFINICIÓN DE DEMENCIA

La demencia es un síndrome –generalmente de naturaleza crónica o progresiva– caracterizado por el deterioro de la función cognitiva (es decir, la capacidad para procesar el pensamiento) más allá de lo que podría considerarse una consecuencia del envejecimiento normal. La demencia afecta a la memoria, el pensamiento, la orientación, la comprensión, el cálculo, la capacidad de aprendizaje, el lenguaje y el juicio. La conciencia no se ve afectada. El deterioro de la función cognitiva suele ir acompañado, y en ocasiones va precedido, por el deterioro del control emocional, el comportamiento social o la motivación.

La demencia está causada por diversas enfermedades y lesiones que afectan al cerebro de forma primaria o secundaria, como la enfermedad de Alzheimer o los accidentes cerebrovasculares entre otras.

La demencia es una de las principales causas de discapacidad y dependencia entre las personas mayores en todo el mundo. Puede resultar abrumadora no solo para quienes la padecen, sino también para sus cuidadores y familiares. A menudo hay una falta de concienciación y comprensión de la demencia, lo que puede causar estigmatización y suponer un obstáculo para que las personas acudan a los oportunos servicios de diagnóstico y atención. El impacto de la demencia en los cuidadores, la familia y la sociedad puede ser de carácter físico, psicológico, social y económico.

SÍNTOMAS 

-Pérdida de memoria: al inicio, las personas con demencia olvidan sobre todo acontecimientos que han ocurrido recientemente como, por ejemplo, lo que se acaba de decir o lo que se disponían a hacer. Más tarde, olvidan también acontecimientos que ocurrieron con anterioridad.

-Problemas de orientación: las personas con demencia se pierden con facilidad, olvidan donde se encuentran y no recuerdan el día, el mes o el año en el que están.

-Dificultad para planificar y hacer previsiones: concertar una cita, por ejemplo, les resulta muy difícil.

-Dificultad para realizar ciertas tareas básicas: vestirse, ir al baño, tareas de higiene.

-Trastornos del pensamiento, del lenguaje y de la capacidad de juicio

-Cambios en la personalidad y en el estado de ánimo: se producen alteraciones del comportamiento. Las personas con demencia pueden presentar cambios bruscos de humor, estar agitadas y en ocasiones mostrarse suspicaces o agresivas.

Llegado cierto momento, las alteraciones son tan serias que se ve afectada la vida normal. La vida laboral y otras actividades, así como los contactos diarios se hacen cada vez más difíciles. A medida que la enfermedad avanza, el paciente se vuelve más dependiente de los demás para los cuidados de la vida diaria. Finalmente, muchos pacientes necesitan ser ingresados en residencias.

Las demencias se pueden clasificar en función de distintos sistemas atendiendo a la edad de inicio, la causa o etiología, los signos neurológicos acompañantes y si son o no tratables.

1. Etapa Inicial o Fase 1 (estadíos 1, 2, 3)
2. Etapa Intermedia o Fase 2 (estadíos 4,5)
3. Etapa Avanzada o Fase 3 (estadíos 6,7)
1. Etapa Inicial o Fase 1 (estadíos 1, 2, 3)

Esta primera etapa se caracteriza porque los enfermos tienen algunas pérdidas de memoria: ocasionalmente se les olvida algunas cosas, pueden perderse, olvidar sus citas o nombres de personas. Estas pérdidas de memoria pueden pasar inadvertidas por ser bastante leves pero con el tiempo pueden interferir en su día a día .En cuanto al comportamiento los enfermos sufren cambios de humor e incluso enfados cuando se dan cuenta que pierden el control de lo que les rodea. En esta fase utilizan frases más cortas, mezclan ideas sin relación directa, tienen problemas para encontrar palabras, aunque en líneas generales continúan razonando adecuadamente.

2. Etapa Intermedia o Fase 2 (estadíos 4,5)

En esta fase se agrava la situación y ya no hay duda de su diagnóstico. Disminuye la memoria reciente y empiezan a producirse cambios de comportamiento más acusados: agresividad, miedos, alucinaciones, … El paciente pasa a ser más dependiente, necesitando ayuda para el autocuidado, es incapaz de trabajar y se muestra confuso con facilidad, necesitando una supervisión diaria de todo lo que hace. Es cierto, que en esta etapa las rutinas o conversaciones superficiales pueden verse conservadas pero cuando se profundiza empiezan a aparecer dificultades. El lenguaje empieza a verse más afectado: repite frases, no las acaba, le cuesta relacionar y diferenciar conceptos. En esta fase los enfermos empiezan a perder el equilibrio, tienen caídas espontáneas y necesitan ayuda para deambular.

3. Etapa Avanzada o Fase 3 (estadíos 6,7)

En la última fase, el paciente depende por completo de terceras personas para su subsistencia. Necesita ayuda incluso para las tareas más básicas: comer, limpiarse, moverse. La memoria empieza a perderse tanto la reciente como la remota. No reconocen a sus hijos, cónyuges, etc…Su comportamiento es como el de un niño pequeño: llora, grita, se agita, no comprende una explicación y pueden tener periodos y comportamientos desinhibidos y agresivos. En cuanto al lenguaje balbucean. Muchos pacientes permanecen rígidos y mudos. Les cuesta controlar sus esfínteres, se atragantan, le cuesta tragar y no controlan sus gestos. Aumentan las complicaciones y riesgos derivados de infecciones, deshidratación, desnutrición, heridas por inmovilización, etc …En ocasiones, la causa final de la muerte suele estar relacionada con alguna de estas complicaciones. 

DEMENCIAS MÁS IMPORTANTES:

Enfermedad de Alzheimer 

La enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia,  alrededor del  60% de todos los pacientes con demencia padecen la enfermedad de Alzheimer

 

Tratamiento  

No existe un tratamiento eficaz que cure la enfermedad hoy en día.

Se sigue investigando en la búsqueda de fármacos eficaces

Existen medios para retardar la evolución de la enfermedad y mejorar la calidad de vida del enfermo, y de sus familiares (farmacológicos  y  no farmacológicos).

Tratamientos farmacológicos: Inhibidores de la acetilcolinesterasa: Donepezilo, rivastigmina, galantamina

 Inhibidores del receptor NMDA: memantina

Otros fármacos para tratar los síntomas conductuales: ansiolíticos, antidepresivos, neurolépticos.

Tratamientos no farmacológicos :

La estimulación cognitiva pretende actuar con rigor sobre aspectos importantes de la persona con demencia, como son el equilibrio emocional, estado anímico, participación en las actividades, descubrimiento y uso de actividades “olvidadas”, mantenimiento de las actividades de la vida diaria, actitudes sociales, control conductual, sin olvidar al familiar cuidador, cuya estabilidad emocional es pieza clave para el mantenimiento del equilibrio afectivo del propio enfermo.

                                                               (L. Tàrrega )

 

 Terapia de  ESTIMULACIÓN COGNITIVA

Es una posibilidad de tratamiento paliativo basado en la neuroplasticidad residual existente, que permite potenciar las facultades no deterioradas en el enfermo con demencia y ralentizar el daño de las que empiezan a declinar.

La neuroplasticidad es la capacidad de adaptación, que en contra de los  estereotipos existentes en el envejecimiento, también es posible en personas de edad avanzada.

Las personas con demencia también mantienen esta capacidad sobre todo en los estadíos leve y moderado, donde el proceso neurodegenerativo no es tan avanzado.

 Objetivo principal:

 Favorecer la neuroplasticidad mediante la presentación de estímulos, debidamente estudiados que activen las capacidades intelectuales, emocionales, relacionales y físicas de forma integral.

Objetivos:

-Estimular las capacidades mentales

-Evitar la desconexión con el entorno

-Incrementar la autonomía personal

-Minimizar el estrés y las reacciones psicológicas anómalas

-Mejorar la calidad de vida

Se estimulan las diferentes áreas cognitivas (memoria, lenguaje, cálculo, orientación, concentración, razonamiento, atención, praxias, gnosias o reconocimiento).

 

Terapia de reminiscencia

Está técnica sirve para reactivar el pasado personal y para ayudar a mantener la propia identidad. Se trabajará junto con los recuerdos, las emociones tanto de los hechos personales como históricos. Se trabaja a través de Instrumentos como : historias de vida, cajas temáticas, línea del tiempo, álbumes de fotos, acontecimientos históricos, música y vídeos…

 

Terapia ocupacional o laborterapia

Readaptación a través del trabajo

Se persigue que el paciente sea autónomo en las actividades de la vida diaria

Realizar tareas significativas para el sujeto

Manualidades

Jardinería

Compra

Tareas de la casa

Orientación a la realidad

Tratar de superar o minimizar la confusión y desorientación, e incrementar la autonomía

Evitar la desconexión  del entorno personal, familiar y social.

Materiales: Relojes, calendarios, pictogramas en las puertas, fiestas, celebraciones personales, mapas,  estaciones del año.

 

Psicomotricidad

Se trabaja sobre aspectos físicos y sensoriales del  paciente.

Se tendrán en cuenta:

                               – Los problemas de recepción sensorial

                               – Los problemas en los sistemas de ejecución

                               – Lentitud en la respuesta cerebral.

Tipos de intervención:

                               – Estructurada: sesiones de gimnasia, yoga…

                               – Informales: paseos, baile…

Terapia Musical

Técnica de comunicación verbal y no-verbal que utiliza la música  y los sonidos de forma estructurada con la finalidad de mejorar la salud y el estado de ánimo de los enfermos.

Mejora la orientación a la realidad, favorece la expresión de sentimientos, estimulan recuerdos, mejoran la conducta social.

Se trabaja el ritmo, melodía, volumen y tonalidad.